Consejos para evitar averías del coche en verano

Tiempo de lectura: 2 minutos

Se acerca el calor y esto afecta especialmente a los coches. Está estudiado que las averías aumentan cerca de un 5% respecto al resto del año. El calor y los viajes más largos son el momento perfecto para que cualquier fallo en el coche nos deje tirados en la carretera.

Algunos consejos que te damos son:

1. Aparca en la sombra

El calor ayuda a que piezas del coche como los manguitos se rompan o que otros componentes tengan pérdidas. Aunque aparcar en la sombra no es un remedio total, puede ayudar a bajar las probabilidades.

2. Revisa el aire acondicionado

Este sistema no suele ser muy usado durante el año y cualquier tipo de avería no es detectada hasta que comenzamos a utilizarlo durante los periodos de más calor.

3. Sistema eléctrico y batería

Este tipo de sistemas y componentes no se llevan bien con las altas temperaturas y cualquier fallo es casi seguro una parada en la carretera, estate atento a cualquier piloto y si puedes ve a un taller a revisar el estado antes de realizar un viaje largo.

4. Revisa los líquidos

En verano el motor sufre más desgaste del habitual, por ello, que el aceite o el refrigerante sean de calidad y tengan la cantidad correcta, hace el cambio entre un viaje sin incidencias o una llamada al seguro.

5. ¡Atento a los neumáticos!

En verano el asfalto llega a 82 grados en los días más calurosos, esto supone más fricción y más presión en el interior de los neumáticos, algo que puede llegar a generar un reventón del neumático mientras estamos en marcha con el vehículo. Usa neumáticos de calidad y revisa la presión durante todo el año y especialmente durante los períodos de calor o antes de realizar cualquier viaje.
coche averias verano aireacondiconado

Artículos recientes: